• CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID

 

 

Las parejas pasan por diferentes fases, como el enamoramiento (fase de la esperanza y de la ilusión, basados en el nosotros, perdiendo en ocasiones la individualidad de cada uno), la vinculación (inicio de la vuelta la distinción de los dos como individuos), la convivencia (se caracteriza por el compañerismo, el apego, suele bajar la actividad sexual), la autoafirmación (nos sentimos lo suficientemente seguros de la relación que empezamos a realizar más actividades por separado, enriqueciendo la relación con experiencias diferentes), la colaboración (en el caso de que la pareja esté haciendo realidad planes en conjunto, como por ejemplo la paternidad, puede ser una época de gran fricción, por lo que los mecanismos de colaboración, comunicación, empatía son fundamentales para la adecuada complementación) , la adaptación (suele ser la fase en la que nos adaptamos a la marcha de los hijos, nuevos proyectos, la vejez)

La terapia de pareja no va a solucionar de forma directa los problemas de ambos, pues los únicos capaces de realizarlo son los propios componentes. En la terapia se crea un espacio donde cada cónyuge o compañero puede expresarse libremente, sin ser cortado, juzgado, amenazado, chantajeado… de esta manera poder expresarse de sus intimidades, que habitualmente ocultamos para evitar más conflictos. En la terapia interiorizamos herramientas básicas de comunicación, ya que en muchas ocasiones las hemos ido perdiendo en un proceso del «y tu más», o del «y yo también», es decir nos basamos en la crítica y reducimos paulatinamente todas las gratificaciones que antes abundaban, como los besos profundos y largos, las cogidas de la mano mientras paseamos, el mirarnos a los ojos inundándonos de emociones, el darnos las gracias, el decirnos lo bellos que estamos o somos…

Hay que tener en cuenta que la terapia de la pareja no tiene como objetivo el rehacer la relación. El objetivo es aprender a vernos, escucharnos, entendernos, respetarnos, contarnos, explicarnos, tomar decisiones…. y con ellas tomar decisión de rehacer una nueva relación, o separarnos. La diferencia es que con la terapia ya se recorra un camino u otro, habitualmente lo recorreremos en mejor condiciones.

Es importante entender que en una terapia de pareja, todos somos responsables del deterioro, al menos en algún porcentaje, es importante llegar a este entendimiento, aunque por mi experiencia habitualmente se carga toda la responsabilidad en una parte y esa parte la asume.

Habitualmente las parejas acuden a consulta cuando el deterioro es tan profundo que están a punto del divorcio o separación, lo utilizan como último recurso. Este no es un mal momento para realizar la terapia, pero tenemos que tener en cuenta que va a llevar mucho más tiempo reencontrarnos de nuevo.

Por mi experiencia el momento ideal de acudir a terapia de pareja, es cuando uno o ambos se empiezan a sentir solos /as  dentro de la pareja, sentirse no entendido/a, frustrado/a porque siente que se la / le malinterpreta, y los mecanismos que ha ido generando la pareja no funcionan, no sabemos afrontar estas dificultades. En esta fase del deterioro, no hemos culpabilizado gravemente al otro componente de todo, no se han deteriorado gravemente nuestra forma de percibir a nuestra pareja, no hemos dejado de sentir emociones de bienestar (aunque se hayan reducido).

NO ESPERÉIS A QUE LA RELACIÓN ESTE PRÁCTICAMENTE DESTRUIDA, SOLOS PODEMOS SOLUCIONAR, PERO AUTO ENGAÑARNOS EN QUE EL TIEMPO LO ARREGLA TODO O «HASTA QUE AGUANTE», solo nos lleva al sufrimiento.

Un saludo

 

Alejandro Moreno – Psicólogo de Madrid

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

12-05-2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *