• CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
  • CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID
    CONSULTA DE PSICÓLOGOS EN MADRID

 

Desde la Psicología se tratan problemas de ansiedad, depresión, sexuales (vaginismo, eyaculación precoz, impotencia, falta de libido…), problemas laborales como el moobing, problemas de conducta, relacionados con la alimentación como la anorexia nerviosa o la bulimia nerviosa, las drogodependencias, de pareja… y un largo etcétera. Os preguntareis ¿cual es la diferencia con el psiquiatra?. Creo que es muy sencillo explicar, depende desde el punto de vista que se trate el problema, por ejemplo el psiquiatra tratará la depresión recetando una medicina, los que se llaman antidepresivos, ¿es erróneo?, categóricamente NO, pero ¿por si mismo es útil?, TAMPOCO. La mayoría de las depresiones no son endogenas, es decir las produce el propio organismo, ya sea por un mal funcionamiento los mecanismos hormonales o provenientes de un problema físico prioritario a la depresión, suelen ser producidas por nuestra percepción del entorno y como nos vemos incapaces de adaptarnos a el, por supuesto esta explicación es muy simple y básica, pero es una forma de que quede claro la diferencia del tratamiento de una enfermedad desde puntos de vista diferentes. El psiquiatra verá los síntomas depresivos desde el punto del desajuste fisiológico del organismo. El psicólogo tiene un punto de vista integral de la persona, es decir, el ser humano es algo físico, pero tambien está en un contexto con el que interactúa y al que intenta adaptarse, además el ser humano percibe, piensa, interpreta… por lo que puede producir esa misma sintomatología depresiva (tristeza, dificultad para sentir placer o bienestar, falta de energía, problemas de sueño, de apetito….) de forma psicológica. Por eso el psicólogo intenta que la persona se adapte mejor al entorno, aumente su autoestima, perciba la realidad de una forma más realista (estaremos todos de acuerdo que la vida ni es tan maravillosa ni es tan pésima, tiene un poco de todo…), entre otras cosas dependiendo de la individualidad de la persona y su personalidad.

Por eso creo firmemente que el psicólogo hace un trabajo y el psiquiatra otro, que muchas veces deben de ir de la mano y otras solamente uno es pertinente.

La ansiedad, depresión, los problemas sexuales, problemas laborales, problemas de conducta, anorexia, bulímia, drogodependencias, problemas de pareja…. son tratables y si no superables, si problemas con los que podemos aprender a vivir y paliar.

 

Os animo a continuar viviendo, disfrutando de la vida, percibiendo el bienestar que nos proporciona nuestras vivencias…

 

Un saludo a tod@s

 

Alejandro Moreno Psicólogo de Madrid

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

30-09-2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *